El terreno de

El terreno de Marte es arduo y difícil, y cuenta con condiciones climáticas rigurosas que todavía no conocemos bien. El robot Spirit lo tiene claro, pues desde el año 2004 está trabajando en Marte con su gemelo Opportunity en el marco del Programa de Exploración de Marte que lleva a cabo la NASA, y los resultados de sus investigaciones han sido notables.

Sin embargo, Spirit está atravesando en un período crítico en este momento, cuando el invierno de Marte está en curso, pues el robot no ha respondido a la comunicación que estaba programada con la Mars Oddyssey. Las autoridades del Jet Propulsion Laboratory de la NASA estudian la situación, y se cree que el robot entró en un estado de hibernación para ahorrar energía.

“Estamos chequeando posibilidades menos probables para explicar la comunicación fallida -explica John Callas, mánager del proyecto Mars Rovers-, pero probablemente esto signifique que Spirit experimentó una falla de baja potencia en algún momento”

 La cantidad de energía solar que alcanza los paneles del Spirit está en declive, y es posible que el robot esté perdiendo cargas de batería. Por ello la explicación más fiable es que haya entrado en período de hibernación, algo que haría imposible la comunicación con ella al haber desactivado el propio robot esa capacidad.

La NASA ha dejado en claro que continuará atenta a cualquier intento de comunicación del Spirit, pero que ello podría tardar semanas, e incluso meses. La situación no sería tan dramática si pensamos en que la Spirit ha atravesado varios inviernos marcianos.

No obstante, si tenemos en cuenta que dos de sus seis ruedas ya no funcionan y que está estancada en la arena hace más de un año, no se puede descartar la posibilidad de que estos sean los últimos tiempos de el robot en estado de actividad. Pero habrá que esperar a Marzo de este año, cuando el verano marciano volverá al planeta. Entonces es probable que la Spirit salga de su estado de hibernación y tenga aún mucho que hacer. Incluso en estas condiciones, los científicos están aprovechando este estado estático del robot para averiguar más sobre las condiciones del suelo marciano, cual si fuera una estación operativa inmóvil.

Fuente: http://www.ojocientifico.com

Anuncios