Hasta no hace mucho, Plutón era considerado el noveno planeta del Sistema Solar y el más alejado del Sol. Fue descubierto por el astrónomo estadounidense Clyde William Tombaugh el 18 de febrero de 1930 y la Unión Astronómica Internacional lo calificó de noveno y más pequeño planeta de nuestro sistema. Pero en 2006 todo cambió para Plutón cuando tras un intenso debate, la UAI lo catalogó definitivamente como planeta enano, argumentando que un planeta debe ser capaz de “barrer” el entorno de su órbita y Plutón comparte ésta con Nix e Hidra, dos cuerpos celestes satélites del sistema Plutón/Caronte, de su misma categoría aunque más pequeños.


Todo este tema de las etiquetas es una solemne tontería, pero así es la ciencia.

Anuncios

Verdades y Mentiras sobre Gliese 581 g

Estos días ha saltado a la prensa el descubrimiento del primer planeta extrasolar con posibilidades de albergar vida, pero que tenga posibilidades no quiere decir que la albergue. Y no sólo eso, he leído llena de asombro, que se detectó un pulso Láser proveniente de ese sistema. Esa noticia es totalmente falsa.

En diciembre de 2008 un pulso Láser fue detectado por Ragbir Bhathal, un astrofísico de la Universidad de Western Sydney que trabaja en el proyecto SETI, pero ese pulso provenía supuestamente de la constelación de Tucán y podría haber sido generado por ruido instrumental, es decir, por nosotros mismos; y en ningún caso proviene de la estrella Gliese 581, ni de sus planetas.


Gliese 581 es una estrella Enana Roja de tipo espectral M2,5V situada a 20,5 años luz de la Tierra en la constelación de Libra. Tiene una masa de sólo 0,31 veces la masa del Sol y su radio 0,38 veces el solar. Las Enanas Rojas son las estrellas más abundantes en el Universo y también las de más larga duración, lo que las convierte en las estrellas con mayores posibilidades de tener planetas en los que haya transcurrido el tiempo suficiente como para generar vida compleja.

A Gliese 581 se le conocen 6 planetas denominados por la numeración de la estrella y una letra. Gliese 581 b, Gliese 581 c, Gliese 581 d, Gliese 581 e, Gliese 581 g y Gliese 581 f recientemente descubierto en septiembre de 2010. De todos ellos los dos con mayores posibilidades de albergar vida son Gliese 581 c y Gliese 581 g.

 

Comparativa de la Zona Habitable del Sistema Solar y el Sistema Gliese 581

Gliese 581 b

 Gliese 581 b tiene aproximadamente 17 veces la masa de la Tierra y completa una vuelta alrededor de su estrella en 5,336 días a una distancia de 6 millones de kilómetros de la misma. Tiene una masa similar a la de Neptuno y debido a la escasa distancia a que se encuentra de su estrella, su temperatura superficial ronda los 150 °C y podría estar compuesto por elementos pesados.


 Gliese 581 c

Gliese 581 c tiene una masa 5 veces mayor a la de la Tierra y su radio es aproximadamente 1,5 veces el terrestre. Su órbita dura 13 días y está situado 14 veces más cerca de su estrella de lo que está la Tierra respecto al Sol. Pese a ello, el menor tamaño de la estrella hace que esta distancia sea la propicia para que el planeta pudiera albergar agua líquida ya que su temperatura oscilaría entre 0 °C y 40 °C. El problema es que presenta siempre la misma cara a su estrella (más información en Gliese 581 g, ya que parece que les ocurre lo mismo a ambos).

Gliese 581 d

Gliese 581 d es el tercer exoplaneta alrededor de Gliese 581. Tiene aproximadamente 8 veces la masa terrestre y su órbita transcurre en 84 días. Se encuentra fuera de la zona de habitabilidad de su estrella y la luz que recibe de su estrella tiene cerca del 30% de la intensidad de la luz del sol en la Tierra. Esto puede sugerir que Gliese 581 d es demasiado frío para soportar el agua líquida y por lo tanto es inhóspito para la vida.


Gliese 581 e

Gliese 581 e tiene un 1.9 la masa de la Tierra, por lo que es hasta el momento el planeta más pequeño descubierto y el más cercano en tamaño a nuestro planeta, aunque tiene una órbita muy cercana a su estrella madre lo que hace difícil que posea una atmósfera, y lo sitúa por fuera de la zona habitable pues la cercanía a su estrella hace que tenga temperaturas superiores a los 100 °C.


Gliese 581 g

Se cree que Gliese 581 g tiene una masa de entre 3,1 a 4,3 veces la de la Tierra y un radio de 1,3 a 2,0 veces el de la Tierra (1,3 a 1,5 veces la Tierra si es predominantemente rocoso, 1,7 a 2,0 veces la Tierra, si es en su mayor parte hielo de agua). Su masa indica que es probable que sea un planeta rocoso con una superficie sólida y un periodo orbital de un poco menos de 37 días, orbitando a una distancia de 0.146 UA de su estrella madre. Es decir, al ser la estrella mucho más pequeña que nuestro Sol y más fría, la zona habitable se encuentra mucho más cerca de su estrella que en nuestro sistema.

La gravedad de la superficie del planeta se espera que esté en el rango de 1,1 a 1,7 veces la de Tierra, lo suficiente para mantener una atmósfera.

Comparativa del Sistema Solar con el Sistema Gliese 581. NASA

Debido a la proximidad de Gliese 581 g a su estrella madre, se prevé que esté anclado por marea a Gliese 581, lo cual significaría que una mitad está permanentemente de cara a su estrella y la otra mitad permanentemente en la oscuridad. El anclaje por marea también significa que el planeta no tiene inclinación axial y por lo tanto no tiene estacionalidad en el sentido convencional.

Con un lado del planeta siempre de frente a la estrella, las temperaturas podrían oscilar entre un calor ardiente en el lado de la luz, a la congelación en el lado oscuro, con continuas temperaturas similares a la Tierra a lo largo del terminador (la zona entre el lado brillante y el lado oscuro). Pero esa diferencia de temperatura entre una cara y otra generaría vientos huracanados en toda su superficie, suponiendo que efectivamente tenga atmósfera.
Otro problema que presenta Gliese 581 g es la enorme radiación a la que está sometido por parte de su estrella debido a su proximidad a esta.

El Sistema Gliese 581 en Unidades Astronómicas


Gliese 581 f

Gliese 581 f es de reciente descubrimiento, anunciado el 29 de septiembre de 2010 apenas tenemos datos todavía. Parece tener 7 masas terrestres y un periodo orbital de 433 días.

Así pues, no hemos recibido señal Láser alguna de este sistema ni tenemos la certeza de que sus planetas alberguen vida, pues carecemos de los medios para determinar sus porcentajes reales de agua líquida, atmósfera, temperatura y gravedad. Lo que sí sabemos es que podrían albergarla y muchos de nosotros deseamos que así sea.


Fuente:  http://blogs.que.es

Los aficionados a la exploración espacial estamos de suerte, 2011 se presenta como el año en el que se llevarán a cabo más misiones para investigar, conocer y entender el sistema solar, de la historia. Tanto es así, que la NASA ya lo ha bautizado como el Año del Sistema Solar.

En realidad este año de investigación de nuestro entorno durará 23 meses, ha dado comienzo en octubre de 2010 y finalizará en agosto de 2012, así que ya hay quien lo llama el año marciano, ya que 23 meses, es lo que dura un año en el planeta rojo.


-MISIONES-


 Hartley 2

 El inicio de este año se produjo el 20 octubre de 2010 con la visita del cometa Hartley 2, que tuvo un encuentro con la Tierra a tan solo 17,7 millones de km. Miles de aficionados lo pudieron ver a simple vista en nuestros cielos y los más afortunados pudieron seguir con sus telescopios el acercamiento de la sonda Deep Impact/EPOXI, de la NASA, que se adentró en su atmósfera hasta orbitarlo a solo 700 km del núcleo, mientras estudiaba sus erupciones de gas y analizaba su superficie.


 O/OREOS

 En noviembre de 2010 la NASA lanzará O/OREOS (Exposición de Organismos y de Materia Orgánica al Estrés Orbital, en castellano), un satélite del tamaño de una caja de zapatos que contendrá y expondrá un conjunto de moléculas orgánicas y de microbios a la radiación solar y cósmica. ¿Puede el espacio sideral ser un hábitat natural para estos “micronautas”? O/OREOS se encargará de poner a prueba la durabilidad de la vida en el espacio.


 NanoVela–D

 Aprovechando el lanzamiento del satélite O/OREOS, la NASA incluirá en el mismo cohete la Vela Solar experimental NanoVela-D, que se desplegará en la órbita terrestre y girará en torno a la Tierra durante varios meses. Ocasionalmente, la vela captará un rayo solar y lo redirigirá inofensivamente hacia la superficie, donde quienes observen el cielo podrán ver los primeros “destellos de una vela solar” de la historia. (Más información sobre Velas Solares y su uso, en el artículo que publiqué hace unos meses: Velas Solares).


 Akatsuki

 El 7 de diciembre de 2010 la nave espacial japonesa Akatsuki (Orbitador Climático Venusiano), entrará en órbita alrededor de Venus. Su misión es intentar averiguar cómo es posible que un planeta de tamaño y características tan similares a la Tierra, haya acabado tan mal. Venus está envuelto en nubes ácidas, y sufre un calentamiento global tan extremo que su temperatura podría derretir el plomo. ¿Podría la Tierra acabar igual? Esta sonda hará un estudio comparativo de los dos planetas para averiguarlo.


 -2011 Empieza Bien-


El 14 de febrero de 2011 la sonda Stardust NExT se encontrará con el cometa Tempel 1.


MESSENGER

 El 18 de marzo la nave MESSENGER entrará en órbita alrededor de Mercurio para iniciar un período de observación orbital de un año terrestre de duración. La sonda hizo un sobrevuelo a la Tierra el 2 de agosto de 2005, con una aproximación máxima de 2.347 km sobre Mongolia. Ha sobrevolado dos veces Venus, el 24 de octubre de 2006 a una altitud de 2.992 km y el 5 de junio de 2007 a tan solo 338 km, poniendo a la sonda en ruta hacia Mercurio.

 MESSENGER realizó 3 sobrevuelos de Mercurio, el primero el 14 de enero de 2008 y el segundo el 6 de octubre de ese mismo año. El tercero tuvo lugar el 29 de septiembre de 2009 para reducir gradualmente su velocidad y dirigir la nave hacia la inserción orbital el 18 de marzo de 2011 y dar comienzo a su misión principal. El objetivo de la misión es crear un mapa global del planeta, un modelo tridimensional de la magnetosfera y estudiar los elementos volátiles presentes en los cráteres como nunca antes se ha hecho.


 Dawn

 En mayo de 2011 la Dawn (amanecer) iniciará su acercamiento a Vesta, el segundo cuerpo más masivo del Cinturón de Asteroides. Dawn podrá observar a Vesta durante un mes entero en su aproximación, incluso más claramente de lo que puede hacerlo el telescopio espacial Hubble. La única forma de mejorar eso sería entrar en órbita y eso es lo que hará la Dawn en julio de 2011, se insertará en órbita de Vesta para realizar un estudio completo, que tendrá una duración de un año. Aunque Vesta no está clasificado como un planeta, es un mundo alienígena hecho y derecho, y se espera que lo que revelen las cámaras de la Dawn deje perplejos a los investigadores.


Juno

En agosto de 2011 se lanzará la sonda Juno hacia Júpiter. Su misión consistirá en estudiar durante 15 meses (32 órbitas elípticas) el planeta que mejor ha conservado su composición desde el nacimiento del Sistema Solar, ya que se formó muy temprano de los restos que quedaron de la formación del Sol y dado su tamaño y gravedad, ha conservado casi intactos. Pero la radiación de Júpiter es inmensa y la Juno tendrá que soportar un equivalente a 100 millones de radiografías, así que está equipada con una serie de características especiales, como una bóveda anti-radiación hecha de titanio para proteger el cerebro de la nave.


GRAIL

En septiembre de 2011 se lanzará GRAIL (Laboratorio Interior y de Recuperación de Gravedad) cuya misión será construir un mapa del campo gravitacional de la Luna. La carrera hacia la Luna no se detiene.

Curiosity

En noviembre de 2011 se lanzará hacia Marte el laboratorio científico móvil “Curiosity” (Curiosidad), que buscará rastros de moléculas orgánicas en su suelo, indicios de vida.


-2012 Empieza Mejor-


Opportunity

Este año se iniciará con el primer maratón marciano y será liderado por la Opportunity, un tenaz explorador robot que en estos momentos está rodando hacia el corazón del cráter Endeavour, una cuenca de impacto del tamaño de una ciudad. Opportunity ya está sintiendo la influencia del cráter. El suelo que está debajo de las ruedas del explorador se está inclinando suavemente hacia su destino lo cual es, sin duda, una sensación bienvenida para todo aquel que corra un maratón. A mediados de 2012, Opportunity llegará a la orilla de Endeavour y mirará por encima del borde hacia el corazón de Marte de una manera en la que ningún otro explorador lo ha hecho. Lo más asombroso es que el explorador fue originalmente diseñado para viajar no más de 1 kilómetro y habrá recorrido 19,3 km cuando finalice su paseo marciano.

Mientras tanto, a medio camino del sistema solar, Dawn estará encendiendo sus motores de iones y preparándose para dejar Vesta. Por primera vez en la historia de la exploración espacial, una nave espacial que orbita un mundo alienígena, saldrá de órbita y se dirigirá hacia otro destino. El próximo objetivo de la Dawn es Ceres, el más grande de los cuerpos del Cinturón de Asteroides, casi completamente esférico y rico en hielo de agua, y que se encuentra completamente inexplorado.

El Año del Sistema Solar finalizará en agosto de 2012 cuando la Curiosity se pose en Marte. Este laboratorio científico móvil, impulsado por energía nuclear, surcará las rojizas arenas del planeta oliendo el aire en busca de metano (una posible señal de vida), y analizando rocas y suelo, con el fin de hallar moléculas orgánicas. Se espera que los avanzados sensores de la Curiosity y su movilidad sin precedentes, den inicio a un nuevo capítulo en la exploración del Planeta Rojo.

Pero el final será sólo el comienzo, ya que estas misiones mantendrán ocupados a los científicos mucho tiempo después de que el Año “Marciano” del Sistema Solar sea historia. Nunca antes estuvo tan a nuestro alcance el conocimiento del Sistema Solar, de nuestros orígenes y de nuestro futuro.

Fuente: NASA

En las afueras de nuestro sistema solar hay un gigante que hace ver a los demás planetas como lugares pequeñísimos. Se le nombró gracias al dios romano que conquistó Europa y muchos otros lugares y que era el Dios de las tormentas. Se llama Júpiter, y al igual que el Dios, también es un lugar lleno de tormentas, así que su nombre es bastante apropiado.

La atmósfera de Júpiter es masiva, enorme, y aunque no se ha podido enviar algún objeto o robot desde la Tierra para poder reunir datos acerca de este planeta, sí se le ha observado bastante para llegar a la conclusión de que está hecho de hidrógeno, helio, oxígeno, nitrógeno y otros gases. Se cree también que existe mucha agua en la profundidad de su atmósfera.

Cuando tú ves la Tierra desde arriba existe una línea de suelo que separa la Tierra y el aire, pero se cree que la consistencia de Jupiter es un poco más “borrosa” al respecto, y hay una teoría que sostiene que si vas a las profundidades de Jupiter esto hará que la atmósfera sea más y más profunda y que llegues a un punto donde todo sea líquido, en lugar de gaseoso.

También hay teorías que dicen que si vas más profundo podrías descubrir un centro sólido.

Cuando ves imágenes de Júpiter se nota como pareciera que tuviese líneas de forma horizontal alrededor del planeta. A estas se las ha llamado zonas, y se mueven con frecuencia gracias a los vientos cambiando de color. Las más claras se llaman zonas igualmente, y las más oscuras se llaman cinturones.

Aunque estas zonas son estables también existen muchos fenómenos en la atmósfera todos los días, como por ejmeplo tormentas, ciclones y cosas parecidas. Júpiter es un planeta con una atmósfera muy interesante y de la que que todavía sabemos poco.

Hasta no hace mucho,

Hasta no hace mucho, Plutón era considerado el noveno planeta del Sistema Solar y el más alejado del Sol. Fue descubierto por el astrónomo estadounidense Clyde William Tombaugh el 18 de febrero de 1930 y la Unión Astronómica Internacional lo calificó de noveno y más pequeño planeta de nuestro sistema. Pero en 2006 todo cambió para Plutón cuando tras un intenso debate, la UAI lo catalogó definitivamente como planeta enano, argumentando que un planeta debe ser capaz de “barrer” el entorno de su órbita y Plutón comparte ésta con Nix e Hidra, dos cuerpos celestes satélites del sistema Plutón/Caronte, de su misma categoría aunque más pequeños.


Todo este tema de las etiquetas es una solemne tontería, pero así es la ciencia.

Verdades y Mentiras sobre Gliese 581 g

Estos días ha saltado a la prensa el descubrimiento del primer planeta extrasolar con posibilidades de albergar vida, pero que tenga posibilidades no quiere decir que la albergue. Y no sólo eso, he leído llena de asombro, que se detectó un pulso Láser proveniente de ese sistema. Esa noticia es totalmente falsa.

En diciembre de 2008 un pulso Láser fue detectado por Ragbir Bhathal, un astrofísico de la Universidad de Western Sydney que trabaja en el proyecto SETI, pero ese pulso provenía supuestamente de la constelación de Tucán y podría haber sido generado por ruido instrumental, es decir, por nosotros mismos; y en ningún caso proviene de la estrella Gliese 581, ni de sus planetas.

 


Gliese 581 es una estrella Enana Roja de tipo espectral M2,5V situada a 20,5 años luz de la Tierra en la constelación de Libra. Tiene una masa de sólo 0,31 veces la masa del Sol y su radio 0,38 veces el solar. Las Enanas Rojas son las estrellas más abundantes en el Universo y también las de más larga duración, lo que las convierte en las estrellas con mayores posibilidades de tener planetas en los que haya transcurrido el tiempo suficiente como para generar vida compleja.

A Gliese 581 se le conocen 6 planetas denominados por la numeración de la estrella y una letra. Gliese 581 b, Gliese 581 c, Gliese 581 d, Gliese 581 e, Gliese 581 g y Gliese 581 f recientemente descubierto en septiembre de 2010. De todos ellos los dos con mayores posibilidades de albergar vida son Gliese 581 c y Gliese 581 g.

  

Comparativa de la Zona Habitable del Sistema Solar y el Sistema Gliese 581

 

 

Gliese 581 b

 Gliese 581 b tiene aproximadamente 17 veces la masa de la Tierra y completa una vuelta alrededor de su estrella en 5,336 días a una distancia de 6 millones de kilómetros de la misma. Tiene una masa similar a la de Neptuno y debido a la escasa distancia a que se encuentra de su estrella, su temperatura superficial ronda los 150 °C y podría estar compuesto por elementos pesados.


 Gliese 581 c

Gliese 581 c tiene una masa 5 veces mayor a la de la Tierra y su radio es aproximadamente 1,5 veces el terrestre. Su órbita dura 13 días y está situado 14 veces más cerca de su estrella de lo que está la Tierra respecto al Sol. Pese a ello, el menor tamaño de la estrella hace que esta distancia sea la propicia para que el planeta pudiera albergar agua líquida ya que su temperatura oscilaría entre 0 °C y 40 °C. El problema es que presenta siempre la misma cara a su estrella (más información en Gliese 581 g, ya que parece que les ocurre lo mismo a ambos).

 

Gliese 581 d

Gliese 581 d es el tercer exoplaneta alrededor de Gliese 581. Tiene aproximadamente 8 veces la masa terrestre y su órbita transcurre en 84 días. Se encuentra fuera de la zona de habitabilidad de su estrella y la luz que recibe de su estrella tiene cerca del 30% de la intensidad de la luz del sol en la Tierra. Esto puede sugerir que Gliese 581 d es demasiado frío para soportar el agua líquida y por lo tanto es inhóspito para la vida.


Gliese 581 e

Gliese 581 e tiene un 1.9 la masa de la Tierra, por lo que es hasta el momento el planeta más pequeño descubierto y el más cercano en tamaño a nuestro planeta, aunque tiene una órbita muy cercana a su estrella madre lo que hace difícil que posea una atmósfera, y lo sitúa por fuera de la zona habitable pues la cercanía a su estrella hace que tenga temperaturas superiores a los 100 °C.


Gliese 581 g

Se cree que Gliese 581 g tiene una masa de entre 3,1 a 4,3 veces la de la Tierra y un radio de 1,3 a 2,0 veces el de la Tierra (1,3 a 1,5 veces la Tierra si es predominantemente rocoso, 1,7 a 2,0 veces la Tierra, si es en su mayor parte hielo de agua). Su masa indica que es probable que sea un planeta rocoso con una superficie sólida y un periodo orbital de un poco menos de 37 días, orbitando a una distancia de 0.146 UA de su estrella madre. Es decir, al ser la estrella mucho más pequeña que nuestro Sol y más fría, la zona habitable se encuentra mucho más cerca de su estrella que en nuestro sistema.

La gravedad de la superficie del planeta se espera que esté en el rango de 1,1 a 1,7 veces la de Tierra, lo suficiente para mantener una atmósfera.

Comparativa del Sistema Solar con el Sistema Gliese 581. NASA

Debido a la proximidad de Gliese 581 g a su estrella madre, se prevé que esté anclado por marea a Gliese 581, lo cual significaría que una mitad está permanentemente de cara a su estrella y la otra mitad permanentemente en la oscuridad. El anclaje por marea también significa que el planeta no tiene inclinación axial y por lo tanto no tiene estacionalidad en el sentido convencional.

Con un lado del planeta siempre de frente a la estrella, las temperaturas podrían oscilar entre un calor ardiente en el lado de la luz, a la congelación en el lado oscuro, con continuas temperaturas similares a la Tierra a lo largo del terminador (la zona entre el lado brillante y el lado oscuro). Pero esa diferencia de temperatura entre una cara y otra generaría vientos huracanados en toda su superficie, suponiendo que efectivamente tenga atmósfera.
Otro problema que presenta Gliese 581 g es la enorme radiación a la que está sometido por parte de su estrella debido a su proximidad a esta.

El Sistema Gliese 581 en Unidades Astronómicas


Gliese 581 f

Gliese 581 f es de reciente descubrimiento, anunciado el 29 de septiembre de 2010 apenas tenemos datos todavía. Parece tener 7 masas terrestres y un periodo orbital de 433 días.

Así pues, no hemos recibido señal Láser alguna de este sistema ni tenemos la certeza de que sus planetas alberguen vida, pues carecemos de los medios para determinar sus porcentajes reales de agua líquida, atmósfera, temperatura y gravedad. Lo que sí sabemos es que podrían albergarla y muchos de nosotros deseamos que así sea.


Fuente:  http://blogs.que.es

Los aficionados a la exploración espacial estamos de suerte, 2011 se presenta co

Los aficionados a la exploración espacial estamos de suerte, 2011 se presenta como el año en el que se llevarán a cabo más misiones para investigar, conocer y entender el sistema solar, de la historia. Tanto es así, que la NASA ya lo ha bautizado como el Año del Sistema Solar.

En realidad este año de investigación de nuestro entorno durará 23 meses, ha dado comienzo en octubre de 2010 y finalizará en agosto de 2012, así que ya hay quien lo llama el año marciano, ya que 23 meses, es lo que dura un año en el planeta rojo.


-MISIONES-


 Hartley 2

 El inicio de este año se produjo el 20 octubre de 2010 con la visita del cometa Hartley 2, que tuvo un encuentro con la Tierra a tan solo 17,7 millones de km. Miles de aficionados lo pudieron ver a simple vista en nuestros cielos y los más afortunados pudieron seguir con sus telescopios el acercamiento de la sonda Deep Impact/EPOXI, de la NASA, que se adentró en su atmósfera hasta orbitarlo a solo 700 km del núcleo, mientras estudiaba sus erupciones de gas y analizaba su superficie.


 O/OREOS

 En noviembre de 2010 la NASA lanzará O/OREOS (Exposición de Organismos y de Materia Orgánica al Estrés Orbital, en castellano), un satélite del tamaño de una caja de zapatos que contendrá y expondrá un conjunto de moléculas orgánicas y de microbios a la radiación solar y cósmica. ¿Puede el espacio sideral ser un hábitat natural para estos “micronautas”? O/OREOS se encargará de poner a prueba la durabilidad de la vida en el espacio.


 NanoVela–D

 Aprovechando el lanzamiento del satélite O/OREOS, la NASA incluirá en el mismo cohete la Vela Solar experimental NanoVela-D, que se desplegará en la órbita terrestre y girará en torno a la Tierra durante varios meses. Ocasionalmente, la vela captará un rayo solar y lo redirigirá inofensivamente hacia la superficie, donde quienes observen el cielo podrán ver los primeros “destellos de una vela solar” de la historia. (Más información sobre Velas Solares y su uso, en el artículo que publiqué hace unos meses: Velas Solares).


 Akatsuki

 El 7 de diciembre de 2010 la nave espacial japonesa Akatsuki (Orbitador Climático Venusiano), entrará en órbita alrededor de Venus. Su misión es intentar averiguar cómo es posible que un planeta de tamaño y características tan similares a la Tierra, haya acabado tan mal. Venus está envuelto en nubes ácidas, y sufre un calentamiento global tan extremo que su temperatura podría derretir el plomo. ¿Podría la Tierra acabar igual? Esta sonda hará un estudio comparativo de los dos planetas para averiguarlo.


 -2011 Empieza Bien-


El 14 de febrero de 2011 la sonda Stardust NExT se encontrará con el cometa Tempel 1.


MESSENGER

 El 18 de marzo la nave MESSENGER entrará en órbita alrededor de Mercurio para iniciar un período de observación orbital de un año terrestre de duración. La sonda hizo un sobrevuelo a la Tierra el 2 de agosto de 2005, con una aproximación máxima de 2.347 km sobre Mongolia. Ha sobrevolado dos veces Venus, el 24 de octubre de 2006 a una altitud de 2.992 km y el 5 de junio de 2007 a tan solo 338 km, poniendo a la sonda en ruta hacia Mercurio.

 MESSENGER realizó 3 sobrevuelos de Mercurio, el primero el 14 de enero de 2008 y el segundo el 6 de octubre de ese mismo año. El tercero tuvo lugar el 29 de septiembre de 2009 para reducir gradualmente su velocidad y dirigir la nave hacia la inserción orbital el 18 de marzo de 2011 y dar comienzo a su misión principal. El objetivo de la misión es crear un mapa global del planeta, un modelo tridimensional de la magnetosfera y estudiar los elementos volátiles presentes en los cráteres como nunca antes se ha hecho.


 Dawn

 En mayo de 2011 la Dawn (amanecer) iniciará su acercamiento a Vesta, el segundo cuerpo más masivo del Cinturón de Asteroides. Dawn podrá observar a Vesta durante un mes entero en su aproximación, incluso más claramente de lo que puede hacerlo el telescopio espacial Hubble. La única forma de mejorar eso sería entrar en órbita y eso es lo que hará la Dawn en julio de 2011, se insertará en órbita de Vesta para realizar un estudio completo, que tendrá una duración de un año. Aunque Vesta no está clasificado como un planeta, es un mundo alienígena hecho y derecho, y se espera que lo que revelen las cámaras de la Dawn deje perplejos a los investigadores.


Juno

En agosto de 2011 se lanzará la sonda Juno hacia Júpiter. Su misión consistirá en estudiar durante 15 meses (32 órbitas elípticas) el planeta que mejor ha conservado su composición desde el nacimiento del Sistema Solar, ya que se formó muy temprano de los restos que quedaron de la formación del Sol y dado su tamaño y gravedad, ha conservado casi intactos. Pero la radiación de Júpiter es inmensa y la Juno tendrá que soportar un equivalente a 100 millones de radiografías, así que está equipada con una serie de características especiales, como una bóveda anti-radiación hecha de titanio para proteger el cerebro de la nave.


GRAIL

En septiembre de 2011 se lanzará GRAIL (Laboratorio Interior y de Recuperación de Gravedad) cuya misión será construir un mapa del campo gravitacional de la Luna. La carrera hacia la Luna no se detiene.

Curiosity

En noviembre de 2011 se lanzará hacia Marte el laboratorio científico móvil “Curiosity” (Curiosidad), que buscará rastros de moléculas orgánicas en su suelo, indicios de vida.


-2012 Empieza Mejor-


Opportunity

Este año se iniciará con el primer maratón marciano y será liderado por la Opportunity, un tenaz explorador robot que en estos momentos está rodando hacia el corazón del cráter Endeavour, una cuenca de impacto del tamaño de una ciudad. Opportunity ya está sintiendo la influencia del cráter. El suelo que está debajo de las ruedas del explorador se está inclinando suavemente hacia su destino lo cual es, sin duda, una sensación bienvenida para todo aquel que corra un maratón. A mediados de 2012, Opportunity llegará a la orilla de Endeavour y mirará por encima del borde hacia el corazón de Marte de una manera en la que ningún otro explorador lo ha hecho. Lo más asombroso es que el explorador fue originalmente diseñado para viajar no más de 1 kilómetro y habrá recorrido 19,3 km cuando finalice su paseo marciano.

Mientras tanto, a medio camino del sistema solar, Dawn estará encendiendo sus motores de iones y preparándose para dejar Vesta. Por primera vez en la historia de la exploración espacial, una nave espacial que orbita un mundo alienígena, saldrá de órbita y se dirigirá hacia otro destino. El próximo objetivo de la Dawn es Ceres, el más grande de los cuerpos del Cinturón de Asteroides, casi completamente esférico y rico en hielo de agua, y que se encuentra completamente inexplorado.

El Año del Sistema Solar finalizará en agosto de 2012 cuando la Curiosity se pose en Marte. Este laboratorio científico móvil, impulsado por energía nuclear, surcará las rojizas arenas del planeta oliendo el aire en busca de metano (una posible señal de vida), y analizando rocas y suelo, con el fin de hallar moléculas orgánicas. Se espera que los avanzados sensores de la Curiosity y su movilidad sin precedentes, den inicio a un nuevo capítulo en la exploración del Planeta Rojo.

Pero el final será sólo el comienzo, ya que estas misiones mantendrán ocupados a los científicos mucho tiempo después de que el Año “Marciano” del Sistema Solar sea historia. Nunca antes estuvo tan a nuestro alcance el conocimiento del Sistema Solar, de nuestros orígenes y de nuestro futuro.

Fuente: NASA