Una nueva imagen captada por la sonda Dawn de la NASA ha puesto al descubierto una montaña, tres veces más alta que el Everest, en la topografía de la región del polo sur del asteroide gigante Vesta.

El pico en el asteroide se eleva 22 kilómetros por encima de la altura media del terreno circundante. Otra impresionante estructura captada es un gran acantilado que, se cree, es fruto de los deslizamientos de tierra.

Tras viajar casi cuatro años y recorrer 2.800 millones de kilómetros, Dawn hizo historia al convertirse en la primera sonda en entrar en órbita alrededor de un objeto en el cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter.

Las imágenes transmitidas hasta ahora revelan una superficie compleja en la que se podrán estudiar por su erosión los impactos que ha recibido con otros objetos hace millones de años: cráteres, pendientes y llanuras de este anciano cósmico captadas con todo detalle.

Con 530 kilómetros de diámetro, Vesta es el segundo objeto de mayor tamaño en el cinturón de asteroides.El cinturón está habitado por alrededor de 100.000 asteroides, considerados los “escombros” que quedaron tras la formación del sistema solar hace 4.600 millones de años.

El asteroide y la sonda exploradora se encuentran a 188 millones de kilómetros de distancia de Tierra. Lanzada en septiembre de 2007, la sonda estudiará Vesta durante un año para emprender rumbo al planeta enano Ceres al que tiene previsto llegar en febrero de 2015, cuando cumplirá otro hito al convertirse en la primera sonda que orbita los dos destinos del sistema solar más lejanos a la Tierra.

Imagen: NASAJPL-CaltechUCLA, MPS, DLR, IDA

Anuncios

[blip.tv http://blip.tv/play/%2B3KC36gAAg width=”480″ height=”300″]

Redes 112: Cáncer: impedirlo y curarlo

La secuenciación del genoma humano y otros hallazgos relevantes de los últimos años están permitiendo grandes avances en la investigación oncológica. Pero la batalla contra el cáncer no solo se lidia en los laboratorios; la realidad nos la encontramos en los hospitales y en nuestros hogares.

En este capítulo de Redes, Eduard Punset habla con Felipe Calvo, oncólogo del Hospital Universitario Gregorio Marañón, sobre la vertiente clínica del cáncer. Además, hablaremos con investigadores punteros en esta área y con algunos pacientes que nos explicarán qué representa vivir con esta enfermedad.

(Source: http://blip.tv/)

http://videobb.com/e/PLkQUDwJZy71

Los planetas: vida

Desde que se descubrió que la Tierra no era el centro del Universo, nos hemos preguntado la siguiente pregunta: ¿Estamos solos?. ¿Podría el germen de la vida haber plantado semillas en otro planeta de nuestro sistema solar? Finalmente, en 1976 mandamos una misión para probar si había vida en Marte. La respuesta fue un sonoro “no”. Pero la idea de que hay vida más allá de la Tierra no está muerta y no debe estarlo. Tras continuar intentando descubrir la diversidad de vida sobre la Tierra, estuvimos forzados a parar y maravillarnos de cómo es la vida de tenaz. Tras seguir en nuestro empeño con las exploraciones robóticas de otros mundos, nos sorprendimos al descubrir otros lugares donde las condiciones de vida parecen adaptarse a las nuestras. Tras luchar por descubrir el pasado de nuestros planetas vecinos, empezamos a preguntarnos si la vida alguna vez había existido allí. 

[blip.tv http://blip.tv/play/%2B3KC3uY9Ag width=”480″ height=”300″]

Redes 111: La fórmula del cerebro

¿Existe alguna fórmula matemática que pueda explicar cómo funciona el cerebro? El neurólogo del University College London, Karl Friston, cree que sí. De comprobarse su teoría, contaríamos con una herramienta que podría ayudarnos a descubrir los misterios que se esconden detrás de enfermedades mentales como el alzhéimer o la esquizofrenia y que también podría servir para construir máquinas realmente inteligentes. En un congreso de neurocientíficos realizado en Mallorca, Punset habló con Friston sobre cómo funciona la mente y sobre la diferencia sutil entre la genialidad la locura.

(Source: http://blip.tv/)

http://c.brightcove.com/services/viewer/federated_f9?isVid=1

Un vehículo impulsado por energía nuclear tan grande como un coche compacto iniciará este fin de semana un viaje de nueve meses a Marte, para saber si el planeta tiene o alguna vez tuvo la capacidad de albergar vida.

El lanzamiento del laboratorio de la NASA, valorado en 2.500 millones de dólares, a bordo del cohete no tripulado United Launch Alliance Atlas 5 se producirá a las 10:02 a.m. EST (15:02 GMT) del sábado desde la planta de la fuerza aérea de Cabo Cañaveral, situado al sur del Centro Espacial Kennedy.

La misión es la primera desde el programa Viking de la NASA en los 70 para abordar la vieja cuestión de si hay vida en el universo fuera de la Tierra. “Esta es la misión más complicada que hemos intentado en la superficie de Marte”, dijo Peter Theisinger, director de proyecto del Mars Science Lab con la primera empresa contratada de la NASA, Lockheed Martin , a los periodistas en una conferencia de prensa prelanzamiento el miércoles.

El consenso de los científicos después de los experimentos de las dos naves Viking era que no existía vida en Marte. Dos décadas después, la NASA se embarca en una nueva estrategia para encontrar rastros de agua en el pasado de Marte, tras darse cuenta de que la cuestión de la vida no podía examinarse sin una comprensión mejor del medio ambiente del planeta.

“Todo lo que sabemos sobre la vida y lo que hace un lugar adecuado para la vida es específico de la Tierra”, dijo la astrobióloga Pamela Conrad, del Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA en Pasadena, y vicerresponsable científica de la misión.

“Lo que las cosas parecen en Marte no están solo en función de los primeros ingredientes que tuvo Marte cuando se creó, sino también los procesos que lo han afectado”, dijo.

Un nuevo vehículo

Sin un satélite lo suficientemente grande para estabilizar su inclinación, Marte ha sufrido dramáticos cambios climáticos a lo largo del tiempo a medida que su eje se bamboleaba más cerca o lejos del Sol.

La historia de lo que ocurrió en Marte durante esos tiempos está químicamente guardada en sus rocas, incluido el hecho de si hubo en su superficie líquido acuoso y otros ingredientes que se creen necesarios para la vida y, de ser así, por cuánto tiempo.

En 2004, los vehículos del tamaño de carritos de golf Spirit y Opportunity aterrizaron en lados opuestos del ecuador de Marte para estudiar el tema del agua. Sus misiones de tres meses se extendieron siete años.

Spirit sucumbió al duro invierno en el último año y Opportunity comenzó una búsqueda en una zona nueva llena de barro formado por el agua. Ambos encontraron restos de que en el pasado hubo agua en las rocas de Marte.

El nuevo vehículo, Curiosity, cambia el foco de búsqueda a otros elementos claves para la vida, particularmente orgánicos. “Uno de los ingredientes de la vida es el agua”, dijo Mary Voytek, directora del programa de astrobiología de la NASA. “Ahora estamos buscando a ver si encontramos otras condiciones que son necesarias para la vida, definiendo la habitabilidad o qué hay en el medio ambiente para albergar vida”.

Fuente: http://www.lavanguardia.com


Este colorido mapa topográfico de la Luna se centra en la cara oculta, aquella que no podemos ver desde la Tierra (como siempre, click para ampliar). Esta vista es, no obstante, posible desde el Lunar Reconnaissance Orbiter, conforme mensualmente va tomando imágenes de casi toda la superficie con cámaras de gran angular. Los resultados son de una resolucción de 300 metros de la superficie, con una precisión de elevación de entre 10 y 20 metros. Los datos recogidos más cerca de los polos norte y sur se recaban usando un altímetro láser. En este mapa el blanco, el rojo, el verde y el violeta representan progresivamente elevaciones menores. De hecho, la gran mancha circular violeta que se ve en la parte de abajo es la Cuenca Aitken del polo sur lunar: con 2.500 km de diámetro y 12 km de profundidad, es una de las cuencas de impacto de mayor tamaño de todo el Sistema Solar.

Fuente: http://apod.nasa.gov

Imagen: NASA / GSFC / DLR / Arizona State Univ. / Lunar Reconnaissance Orbiter

http://www.megavideo.com/v/ZHFRMSWTd72d22dd9f093f830cd04d0e7724c9d5

Con un presupuesto de 5 millones de euros y 2 años de producción, nunca antes se habían empleado tantos recursos en la realización de una serie de astronomía. Space Millenium es una espectacular superproducción que combina imágenes de recreación por ordenador, filmaciones de alta definición y los últimos descubrimientos científicos, para dar vida a las espectaculares maravillas del espacio.