Astrofotografía: Luna (VI)

1

“El cráter Albategnius lleva el nombre latinizado de un astrónomo musulmán llamado Al-Battani. Es un impresionante recinto amurallado, de 130 Km de diámetro y con una altura de más de 4.000 metros en sus paredes situadas en el noreste (donde está la sombra en la imagen) En la otra punta se encuentra el cráter Klein”.

2

“El cráter Langrenus mide 132 Km de diámetro y 4,5 Km de profundidad. En el fondo del cráter, compuesto por el material fundido del impacto original, destaca el conjunto de picos centrales que se elevan más de 2.000 m. Estos picos están formados por una roca llamada troctolita, una roca máfica formada por plagioclasa cálcica y olivino. Nada del otro mundo si no fuera porque es una roca que solamente se forma en las partes más profundas de la corteza y da idea de la violencia del impacto del meteorito que las hizo aflorar. Solamente hay seis cráteres con picos centrales ricos en troctolita: Copérnicus, Theophilus, Langrenus, Tsiolkovsky, Keeler y Crookes (los tres primeros ya los he fotografiado recientemente) Todos situados en la franja ecuatorial de la Luna”.

3

“Tres son los cráteres principales en la fotografía: Cleómedes, de 126 Km de diámetro; Geminus, de 86 Km de diámetro; y Burckhardt, de 54 Km de diámetro. Como hay tanto cráter de menor tamaño alrededor de estos tres, se les ha puesto nombres tan originales como Cleómedes A, B, C, D, E… y así hasta la T. O bien Burckhardt A, B, C… hasta la F. Tan solo los cráteres de mayor importancia reciben nombres originales. Un ejemplo es el cráter de mayor tamaño que hay junto a Cleómedes (abajo a la derecha del mismo), que se llama Tralles. Y es que en la Luna hay más de 200 000 cráteres de más de 1 Km de diámetro e incontables de menor tamaño.”

4

“El Mare Crisium o Mar de la Crisis es un mar lunar de 418 Km de diámetro. Su suelo interior es bastante plano y curiosamente presenta los denominados “cráteres fantasma”, que son cráteres enterrados en depósitos de otros materiales. Alguno se intuye en la imagen, a ver si lo veis y me indicáis dónde está. Los mares lunares, lejos de tener algo que ver con el concepto acuático de mar que tenemos aquí en La Tierra, son planicies extensas formadas principalmente por rocas basálticas que afloraron en erupciones provocadas por el impacto de algún meteorito. ¿Y por qué llamarlos mares entonces? Pues porque los primeros astrónomos, que miraban a la Luna sin telescopios ni nada, los denominaron así al confundirlos visualmente con mares de los de casa”.

5

“Antes he mostrado una vista general del área donde se ubica el cráter Langrenus. Ahora podemos ver un primer plano del mismo. Se aprecia que las paredes del cráter no están estructuradas en terrazas más o menos regulares sino muy fragmentadas y desorganizadas. Otra curiosidad de este cráter es que es uno de los pocos sitios de la Luna donde se han observado fenómenos “extraños”. En 1992, desde el Observatorio de París pudieron observar lo que parecían brumas que cambiaban de forma con el tiempo. Nunca se llegó a averiguar a ciencia cierta qué eran esas brumas pero se planteó la posibilidad de que fueran emisiones gaseosas provenientes del fracturado fondo del cráter”.

la foto

“Para finalizar con las capturas del pasado día 2 de agosto, os dejo un mosaico de las imágenes tomadas con la parte más aprovechable de cada una y un ligero procesado”.

José Luis Castaño Azuela

Anuncios

Astrofotografía: Luna (V)

r_2015-07-23-2015_6-RGB-6_3 Montes Cáucasos mosaico

“La semana pasada obtuve esta imagen de los Montes Cáucasos. Si bien mi cámara no es la más idónea para fotografía lunar al no poder ponérsele filtros IR pass, en noches de buen seeing y utilizando el canal rojo solamente, se pueden obtener imágenes aceptables de nuestro satélite”.

Fernelius

“El cráter Stöfler es una gran cráter lunar, con 126 km de diámetro. Está literalmente acribillado por impactos de meteoritos, que han dejado el cráter Fernelius en el lado norte, los cráteres Miller y Naseddin por el oeste y el cráter Faraday en el oeste también, que se ha cargado la pared de Stöfler. Faraday además ha sido a su vez acribillado y presenta otros cráteres más pequeños en su interior. Mal sitio en la Luna para poner una casa. Espero que os guste”.

José Luis Castaño Azuela

Astrofotografía: Luna (IV)

image1

Primer mosaico del terminador lunar al completo, una vez más por cortesía de mi hermano (clic en la imagen para ampliar). Las tomas están sacadas en una mala noche con viento y nubes altas, pero el resultado es excelente; el hecho de poder observar una imagen más global y percibir la Luna como lo que es, un cuerpo esférico, hace que el efecto sea impresionante.

El terminador es, en el caso de la Luna, una región especialmente indicada para la observación del relieve del satélite, debido a la luz rasante del Sol sobre su superficie, que alarga las sombras de los accidentes geográficos selenitas de forma notable. El terminador avanza a unos 15 km/h en el ecuador lunar, lo que, en una observación detallada y con telescopio, puede producir variaciones significativas en un corto espacio de tiempo dentro de la misma noche. Dado que la Luna es visible incluso en aquellas zonas donde la contaminación lumínica es alta, el terminador es una región privilegiada para la observación de los astrónomos aficionados, dada su naturaleza cambiante y la abundancia de los detalles observables.

Astrofotografía: Luna (III)

image2Nueva e impresionante imagen del cráter Petavius. El cráter, de 177 Km, tiene una profundidad de 4.500 metros. En su centro presenta un complejo de varios picos que alcanzan alturas de hasta 2.700 metros. Petavius cuenta con una característica que lo hace único: una aguda grieta que corta el fondo del cráter, desde el pico central hasta el borde suroeste. Otras fisuras radian desde los picos centrales. Aunque en la imagen no se aprecia muy bien (probablemente por la distancia y la luz), hay manchas uniformes y oscuras asociadas con las fisuras del lado Norte, y una mancha uniforme cerca del borde sur muestra, por vez primera, que está relacionada con un pequeño domo marcado con un hoyo. ¿Serán estas manchas uniformes depósitos volcánicos piroclásticos (cenizas) o flujos de lava del mar? Con el Sol en alto, la vista revela que estas manchas son tan oscuras como las lavas de los mares, pero las imágenes tomadas en múltiples espectros por la sonda Clementine no logran mostrar la coloración azul de material recientemente depositado, característico de los mares; por otro lado, tampoco muestra el color rojo que distingue a los flujos piroclásticos. La grieta denominada Rima Petavius es claramente visible en esta fotografía tomada por mi hermano.

Astrofotografía: Luna (II)

Luna 2 11-08-2014 RS6+PS+FW vs2 con marcoNueva imagen de la Luna obtenida por mi hermano. En la foto se aprecian especialmente bien los contornos de los cráteres, destacando el cráter Tycho. Si se hace clic en la imagen y se amplía se pueden leer los detalles técnicos.

Tycho es un cráter prominente localizado en la parte sur de las zonas elevadas de la Luna, llamado así por Tycho Brahe. La superficie lunar alrededor de Tycho se halla repleta de cráteres de diversos tamaños, muchos de ellos incluso superponiéndose a otros más antiguos. Algunos de los más pequeños son cráteres secundarios formados por materiales proyectados por el impacto que formó el cráter de Tycho.

Tycho es el cráter más joven entre los grandes cráteres de impacto del lado visible. Su edad aproximada es de 108 millones de años, estimada a partir de la datación de muestras traídas durante la misión Apolo 17. El cráter tiene los bordes bien definidos y libres del desgaste que muestran los antiguos. El interior tiene un alto albedo evidente cuando el Sol incide directamente sobre él. El cráter se halla rodeado de un distintivo sistema radial de marcas y algunas de ellas alcanzan hasta 1 500 km.

Los contrafuertes que se extienden tras el borde del cráter tienen un albedo inferior al del interior por más de 100 km. Asimismo, no se ven las marcas radiales que hay debajo. Este anillo más oscuro puede haberse formado a partir de minerales excavados durante el impacto.

La pared interior del cráter desciende abruptamente formando terrazas hasta una superficie prácticamente plana, con pequeños montículos redondeados. La superficie muestra señales de un pasado vulcanismo, muy probablemente causado por roca fundida por el impacto. Fotografías detalladas del suelo dejan ver un mosaico de grietas y pequeñas colinas. El pico central se eleva 1,6 km por encima de la superficie. Un pico menor se halla al noroeste de éste.

Observaciones mediante infrarrojos de la superficie lunar durante un eclipse han demostrado que Tycho se enfría mucho más lentamente que otras partes de la superficie, haciendo del mismo un “punto caliente”. Este efecto es causado por la diferencia con los materiales que cubren la superficie del cráter.

El borde del cráter fue elegido como objetivo de la misión Surveyor 7. La sonda robótica aterrizó suavemente al norte del cráter en enero de 1968. La nave realizó comprobaciones químicas de la superficie del cráter, hallando una composición diferente a la de los mares lunares. Para éste el principal componente resultó ser anortosita, una roca ignea rica en aluminio. El cráter fue también fotografiado en detalle por la sonda Lunar Orbiter 5.

Este cráter apareció en mapas lunares en fechas tan tempranas como 1645, cuando Antonius Maria Schyrleus de Rheita detalló el brillante sistema radial de marcas.

Astrofotografía: Luna

Luna 10-07-2014 (2) AS2+FW con marco

 

Esto es lo que se consigue cuando se dispone de una cámara astronómica nueva. Mi hermano tan solo se ha puesto a probarla (sin aprovechar todo su potencial por el momento) y este es el resultado. Para cualquier amante de la astronomía, poder ver un paisaje semejante es un deleite; especialmente para una persona que se está iniciando y cuyos esfuerzos le llevan a poner la vista en el Universo con cada vez más nitidez y detalles.

En esta foto se puede apreciar perfectamente el cráter Grimaldi: sus coordenadas lunares son 5.5 S 68.3 O y está situado al suroeste del Oceanus Procellarum (Océano de las Tormentas), un vasto océano en el margen oeste de la cara visible de la Luna. Su tamaño en el radio mayor es de 172 km y lo podemos distinguir en la imagen porque es el más oscuro, cerca del centro de la imagen.

La pared interna de Grimaldi ha sufrido la erosión de impactos posteriores y aunque no lo apreciamos en la imagen, a su alrededor hay un anillo irregular de montes, crestas y picos cuya altura supera en ocasiones los 2 km. La superficie interna de este cráter es su característica más notable: se trata de una superficie lisa, relativamente regular y casi sin elementos que destaquen en altura. Su tono oscuro contrasta con los alrededores, de gran brillo, haciendo que sea fácil de localizar. Podernos hacernos una idea de lo que se sentiría estando en mitad de este cráter, en una planicie de casi 200 km, como en un desierto, rodeados de una brillante y gigantesca cadena de montañas.