Nuestro Sol se está convirtiendo en un lugar muy activo. Esta foto fue tomada hace solo una semana. En el último año, el Sol ha empezado a emerger de un mínimo solar inusualmente tranquilo que ha durado años. La imagen ha sido grabada en un único color de luz, llamado Hidrógeno-Alfa, luego invertida y coloreada. Se ven espículas (pequeñas fulguraciones) que cubren la mayoría de la superficie. Conforme se acerca a los bordes, vemos que hay un aumento de brillo gradual: se debe a la absorción de gas solar relativamente “frío” llamado oscurecimiento del borde (limb darkening). Lo que es posiblemente más atractivo visualmente son las regiones activas magnéticamente enmarañadas, que contienen manchas solares a menor temperatura que el resto. Conforme el campo magnético del Sol se acerca al máximo solar, evento que ocurrirá en los próximos años, la actividad intensa probablemente llevará a una imagen de la superficie solar que será incluso más compleja. A la derecha de la imagen vemos la mancha solar más inmensa que se ha registrado hasta la fecha: AR 1339.

Imagen: Alan Friedman (Averted Imagination)

Fuente: http://apod.nasa.gov

Anuncios